Home » Champions » Bernie Schreiber

Bernie Schreiber

Bernie Schreiber - bonaigua - trial

Pasó primero por ser el genial americano que cambiaría las estructuras y los estilos del trial europeo; luego sería el más joven Campeón del Mundo de trial, más tarde el número uno indiscutible a pesar de no sumar más títulos, y finalmente víctima de la mala suerte por la quiebra de sus marcas y la aparición de ese otro monstruo llamado Eddy Lejeune. 

Bernie Schreiber (Los Ángeles, California, EEUU, 20 de enero de 1959).

Campeón del Mundo en la temporada 1979 con solo 20 años, siendo el piloto más joven en hacerlo hasta entonces y es, hasta la fecha, el único piloto norte americano que ha ganado este campeonato.

Bernie es recordado sobre todo por haber hecho evolucionar espectacularmente el trial gracias a su nueva forma de pilotaje. A finales de los años 70 revoluciona el Campeonato del Mundo con su estilo característico, en el que destacaban los giros con la rueda al aire, el accionamiento del embrague con un solo dedo y también pequeños saltos con las dos ruedas en plena zona, llegando a saltar por encima de ocho personas estiradas en el suelo en pruebas indoor. A partir de entonces, todos los pilotos de trial adoptaron sus métodos y este deporte evolucionó considerablemente.

En 1972 gana la tercera edición del trial de España disputado anualmente al sur de California. Allí conoce a Paco Bultó, propietario de Bultaco y, a partir de 1974, a través del patrocinador habitual, ficha como piloto oficial de la marca.

1979 sería un año muy competitivo. Las primeras pruebas en condiciones extremas de frío, a las que Schreiber no se acostumbró nunca, hicieron que no empezara bien el Campeonato del Mundo, pero el punto de inflexión llegó en Suecia, donde no había ganado nunca antes un piloto no escandinavo.

La última ronda sería en Checoslovaquia, necesitaba como mínimo un segundo puesto, pero Bernie salió a ganar y lo consiguió, convirtiéndose en el primer piloto norte americano en ganar el mundial.

Schreiber consiguió muchos más triunfos. En 1980 estableció un record de victorias en una sola temporada (6 de 12), pero nunca más pudo recuperar el título mundial, intentándolo durante siete años.

La crisis de Bultaco, el paso fugaz por Italjet, la falta de resultados con SWM (moto con la que consiguió ganar los Scottish Six Day Trial), el fichaje con la debutante Garelli (moto que no estaba a la altura de su nivel) más tarde con el equipo de Sonauto Yamaha y ya para acabar, en 1987, con una Fantic, se retira definitivamente de la competición profesional.

Una característica de Bernie Schreiber es que siempre pilotaba SIN GUANTES.

1.- ¿Qué significó el trial para ti?

Al principio, los triales no significaron nada para mí, ya que nunca había oído hablar de este deporte. En primer lugar, yo era un entusiasta de la bicicleta infantil, y poner un motor entre las dos ruedas y con acelerador era lo más emocionante del mundo. Me encantaba salir a la naturaleza con mi padre o amigos y simplemente conducir. La libertad y la emoción eran simplemente extraordinarias y esto solo se puede compartir con alguien que haya experimentado con una moto. Una vez que tuve la oportunidad de competir en un Trial, lo encontré desafiante, técnico y divertido. Todo el mundo hablaba de equilibrio y estilos, pero yo solo quería montar y sacar zonas a cero, pero a veces mi equipo no podía hacer lo que se necesitaba para obtener resultados y la diversión comenzó a ser un trabajo duro y sin progreso. En el Trial necesitas el equipo adecuado y aprender las habilidades básicas, de hecho como en cualquier otro deporte, si deseas competir o simplemente divertirte. Después de adquirir una Bultaco Sherpa T y asistir a algunos cursos de Trial, comencé a notar un gran progreso y obtuve resultados que finalmente me llevaron a la cima del mundo en 1979.

2.- ¿Qué significa el trial para ti?

El Trial es diferente a cualquier otro deporte de la moto y cada participante lucha contra el terreno natural, sin el objetivo de llegar primero a la línea de meta. El Trial es el “ballet” del motociclismo y tiene muchos desafíos en terrenos variados, con un enfoque mental similar al de los golfistas. La moto de Trial está diseñada para manejarse en el terreno más difícil imaginable, que requiere un conjunto de habilidades que no están disponibles para la mayoría de los entusiastas de las dos ruedas. Todo es precisión, con actuaciones en solitario sobre obstáculos a muy baja velocidad. El Trial tiene una larga historia de pilotos y máquinas que evolucionan por terreno accidentado, con jueces que observan la acción (controles). La puntuación y las reglas son muy simples y la historia deja huellas en todos los deportes. Por lo tanto, es necesario un gran respeto para mantener las tradiciones del deporte, independientemente de los intereses comerciales. El golf es un buen ejemplo de un deporte que ha mantenido las reglas tradicionales al mismo tiempo que ha logrado crecimiento comercial e innovaciones. El piloto y el equipo de Trial siempre podrán conquistar lugares y obstáculos que ningún otro vehículo de dos ruedas pueda desafiar.

3.-  ¿Qué no significa el trial para mí?

El Trial no es un acto de circo solo para algunos pilotos, todo lo contrario a la velocidad, al que le tengo un gran respeto por los corredores, pero ¿cuántas motos venden cada año y cuántos nuevos pilotos ingresan al deporte anualmente? El Trial no es TrialGP, donde se alinean los obstáculos y los corredores están cronometrados como una calificación para la posición de salida del Campeonato Mundial. Trial no es X-Trial, donde se presentan 10 bloques de hormigón que están programados para un rendimiento bajo presión. Las pruebas no son parar, avanzar, retroceder, avanzar, parar y recibir cero puntos. El deporte moderno ya no aplica las reglas de los triales tradicionales y, por lo tanto, no debería usar el nombre de Trial, ya que envía mensajes confusos a los entusiastas de la moto. El Trial no es un instrumento para unas pocas personas y debe tener otras utilidades de uso que promuevan la conciencia del deporte y el producto.

4.- Conclusión

La historia siempre se repite y estoy muy feliz de observar un fuerte retorno de los Triales clásicos en muchos países donde la participación es cada vez mayor, los espectadores y las familias asisten, los clubes disfrutan nuevamente, a pesar que ya no hay fabricación de estas motos. Es una señal clara de que los triales modernos no están funcionando y que es necesario un cambio masivo de la FIM, o probablemente se autodestruirá.